7/3/09

ESTÁ TAN LEJOS...

Acá donde yo vivo, para recrearnos,

tenemos la "vuelta del perro"

entretenimiento barato, pero, para el cual,

ni siquiera hay una calle peatonal.

Además podemos ir a tomar mates

a la orilla de la ruta que va a la capital.

O podemos ir a visitar los "oratorios chacareros",

perdidos entre la soja y el trigo

y sin siquiera una mala imitación

de algún Miguel Ángel.

También podemos salir con el coche

a recorrer los barrios,

para no perder de vista como viven algunos pobres.

O también para entretenernos salimos,

en el mismo auto o en uno de los otros,

a arrojar la basura amontonada en nuestro patio

en alguna calle de tierra de algún barrio cualquiera.

Acá donde vivimos hay,

como ven,

varias cosas que se pueden hacer en ratos de ocio.

Se puede, por ejemplo, llevar a los niños

a los centenarios juegos de la opaca Plaza Cívica,

o a ver lo de siempre en las aburridas vidrieras del bulevar.



Acá donde vivo hay de todo para divertirse,


y si no basta cuando quiera puedo irme...

Aunque, está tan lejos... Paris.

5 comentarios:

Lena dijo...

No está tan lejos, París.

Ojalá que estreches la distancia que hay entre ambas ciudades.

Y fumando un Galoise o tomando un vino recorras la ciudad.

Besos hacia ti!

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

Hola!
¿Que se te ha perdido a ti en París?¿Te has enamorado de Mickey Mouse? jajaja París bella ciudad, pero muy muy cara...aparte! no me llevo bien con los franchutes! jajaja un saludo! y disfruta de tu ciudad!

S0y la Que No Buscas dijo...

Gracias por el comentario y si tenemos el mismo perrito, es que es muy tierno jeje XD

Javier dijo...

No te preocupes Lena... prefiero el caribe, el vino mendocino y sin humo nomás está bien...
Era el París poético al cual me referia...
Bsos para vos también
..........
Loca... Nada que ver en Paris... y me gusta más la cenicienta... que ese ratón...
y sobre los franceses... solo conocí a uno (médico) que se llama Benuit y se enojaba cuando le decían "Benito".......
Y en mi ciudad no hay nada, salvo algunas ricas damiselas, para disfrutar...
jajaja
Bso

Roxanne dijo...

Siempre hay cosas bonitas en las ciudades (salvo en Neuquén jeje), lo malo es que uno se acostumbra y ya no le encuentra el encanto...

Acá tenemos un Cristo de madera enorme que para muchos de afuera (incluido su diseñador) es una maravilla, para los pueblerinos de acá es horroroso... También tenemos tres pelotas que representan no se sabe bien qué cosa, con algo que pretende ser una fuente, con una caño con agujeros que tira agua y que cuando hay viento (que es la mayor parte del año) te empapa por más que vayas por la vereda de enfrente...

Acá también se sale en coche para ver cómo vive la gente pobre (siempre adentro del coche, no vaya a ser que quieras ver más de cerca y te saquen tus "pocas" pertenencias de hombre honesto y trabajador)...

Saludos desde el Norte del Sur...

Roxanne