24/5/09

CITAS

.
Siempre llegué tarde a las citas. Cuando era joven más. Recuerdo una vez que con una agraciada jovencita habíamos acordado encontrarnos en un romántico barcito de la calle Piedras, a las cuatro de la tarde, en cierto día de agosto. Y fui, ese mismo día y a esa misma hora... pero siete años después.
Por supuesto, ella ya no esperaba y el barcito romántico era ahora un bacanal ultramoderno con pocas luces y muchachas sonrientes casi desnudas.
A lo mejor del barcito aquel pasaron a éste porque nadie acudía a las citas. Ahora, señoritas agraciadas y caballeros impuntuales, están ahí.
...

4 comentarios:

mas de mi que de... lirio dijo...

jajajaja
Una buena teoria...
Un beso enorme desde mi alma.

Julia dijo...

Yo soy de llegar tarde a las citas, pero no tanto, jaja, buen domingo.
Un abrazo.

Lala ❤ dijo...

jajajajaja
muy buenO...un besO!!!
ciao

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

jeje
Yo no llego tarde solo a veces
un besiko!