6/8/09

Colón

En su primer viaje, el colonialista don Cristóbal, ni siquiera sabía para donde iba. Solo se hizo a la mar presagiando que algo iba a ganar. Luego, cuando en su segundo y tercer viaje, regresaba a nuestra madre patria con sus barcos panzudos de oro era recibido como un Hércules por quienes, ahora si, se iban a atrever a rehacer su vida tras el feroz océano.
Aún hoy, por suerte, hay quienes se juegan en alguna empresa sin saber en que clase de puerto van a anclar. Y por desgracia siempre habrá quienes esperan ver el camino trazado para caminar.

3 comentarios:

gla. dijo...

Por suerte y para bien de otros que no se animan a dar el primer paso...siempre hay valientes y osados, con mucha ilusion y los ideales intactos que se atreven a peregrinar en los caminos de la aventura.
Lastima que se llevaron todo y nos dejaron con la panza vacia.

gla. dijo...

pasa por mi blog...por favor...

Zully Ellyane dijo...

Caminar o hacer camino... vivir o ver pasar a la vida... todo es una decisión... no hya bueno ni malos... cada quien decide su actuar en base a su pensar y conveniencia.. pues ni el valiente lo hace por los demás ni el cobarde espera por los demás.... solos nacimos.. solos caminamos ..solos decidimos y solo decidimos por lo que sentimos nos convenga... esa es la cruenda realidad... por eso no hay valientes ni cobardes solo decisiones...