11/2/09

Cadáver

Va mi cadáver viejo, último,

yéndose poco a poco,

desvaneciéndose bajo el sol y las sombras

que se suceden.

De tierra y agua estoy hecho,

y de un poco de aire.

Percibo como se escapa el pequeño espacio

que ocupé.

Oigo irse a mi suspiro viejo

de ir y venir por nada.

Veo borrarse la que creí mi mejor composición,

y la que hice por encargo.

Descubro irme poco a poco con el viento,

sin retorno ya con esta forma.

No soy alguien hecho todo de aire, como algunos.

Ni todo de tierra, como otros,

o de agua solamente, por más acuariano que sea.

Estoy hecho con un poco de todo,

con poco de todo.

Y así se va haciendo mi cuerpo nuevo,

con algo, con poco, con casi nada.

Como el de muchos otros, por suerte,

de tierra, aire, agua,

y palabras.

¿Para qué más?...

2 comentarios:

Lena dijo...

Me gustó mucho, Javier...

Coinciden la forma y el fondo...la disposición del poema es un suspiro en sí.

(o vuelvas a decir que no sabes escribir...eh?)

Así que acuariano?

Los Tauros nos llevamos bien con los acuarios!

Con razón!

Un beso!

Javier dijo...

si?

Bueno... igual yo me llevo bien

con todo el mundo... o casi.

Porque que a veces

Me suelo pelear con algunos

mosquitos...

Y con ciertos pajarillos

revoltosos.

Y con los caracoles...

¡¡qué

bichos tan arrogantes los

caracoles!!

(ok, sé escribir... la "ele" con la "e" es "le"... la "ene con la "a" es "na" y todo junto es... Le-na...)